4812-5577 / 4813-3436 info@nicolascotter.com

Abdominoplastia

Compartir

Abdominoplastia (Dermolipectomia)

 

Cirugía encargada de corregir la flaccidez y el exceso de tejido graso en el abdomen.

Las pacientes más frecuentes son aquellas que luego de tener uno o más hijos, buscan tener nuevamente un contorno abdominal que les permita sentirse cómodas. También es una práctica muy frecuente luego de grandes pérdidas de peso en el hombre

y mujer, que evolucionan con colgajos de tejido que les impide realizar actividades habituales. O simplemente cualquier persona que luego de una adecuada dieta y ejercicio sueña con mejorar su contorno abdominal y silueta.

 

Como toda práctica médica, es imprescindible el correcto diagnostico a fin de elegir la técnica adecuada a cada paciente y su expectativa de resultado.

La abdominoplastia convencional consiste en una incisión a lo largo del abdomen inferior por arriba del pubis, que quedara oculta por la ropa íntima. Se reseca el colgajo de piel y grasa en exceso. Como complemento de la técnica, se realiza la plicatura de los músculos del abdomen, para darle firmeza a la pared abdominal; y también se crea un ombligo en una posición ideal.

Siempre se realiza una lipoaspiración del contorno corporal para obtener un resultado de 360^.

La mini dermolipectomia es una variante técnica que se indica en pacientes con flaccidez solo en la parte baja del abdomen. Suele realizarse incisiones más cortas y técnicamente es un procedimiento menos invasivo. Se puede realizar la plicatura de la parte inferior del abdomen y solo permite el reposicionamiento del ombligo.

También es ideal combinarla con la lipoaspiración para lograr una óptima definición abdominal.

Procedimiento

La cirugía se realiza en centros quirúrgicos habilitados,  bajo una anestesia general. La intervención suele ser ambulatoria requiriendo entre 6-8hs de recuperación o con internación de 24hs según la técnica empleada.

La evolución postoperatoria puede evolucionar con moderado dolor, que se maneja muy fácilmente con analgésicos recetados.Se sugiere limitar esfuerzos abdominales al menos por 15 días. Pudiendo iniciar actividades deportivas leves a los 30 días y ejercicios abdominales recién a los 60 días.

Se recomienda utilizar una prenda especial que comprima la zona tratada por 30 días. Se sugiere una terapia postoperatoria con drenaje linfático manual y ultrasonido para una pronta recuperación.

Se estima una baja laboral de 15 a 21 días según la técnica realizada.

¿Desea saber más?

Solicitá una entrevista